Muchos celebramos las grandes hazañas del fútbol últimamente, pero la realidad es que pocos se preguntan cómo inició el largo del fútbol.

Muchos celebramos las grandes hazañas del fútbol últimamente, pero la realidad es que pocos se preguntan cómo inició el largo camino para obtener logros tales como clasificar a 4 de las últimas 5 semifinales de la Copa América.

Primer Roce entre el Deporte y el Perú

Según el historiador Gerardo Álvarez los primeros pasos de la práctica del fútbol en el Perú se dieron en la segunda mitad del siglo XIX. Sin embargo, todo comenzó desde antes. El poeta José Gálvez indica que ya se practicaban otros deportes como el cricket y el tenis en Bellavista y La Legua (Lima).

Esta praćtica deportiva fue introducida por los extranjeros que vivían en Lima. Según el historiador y profesor del Departamento de Humanidades de la Pontificia Universidad Católica (PUCP), Juan Luis Orrego Penagos,decía que:

El Estado y la élite entendieron que era muy útil en la formación del hombre viril, con voluntad y capacidad de acción, que el país necesitaba (…)  Se trataba de una actividad saludable que permitía a las personas alejarse de los vicios o de los pasatiempos poco productivos (como los juegos de azar, por ejemplo), algo que era muy común entre los limeños ”.

Por lo tanto, justo cuando el estado comenzó a promover los deportes con la intención de apartar al hombre peruano de los vicios de la época, apareció el fútbol. De la misma forma, este deporte se introdujo por los extranjeros, específicamente por los marineros ingleses. Ellos desembarcaron en el puerto del Callao y disputaron partidos contra entusiastas jóvenes limeños y chalacos (Pahuacho, 2017).

Pero fue Jorge Basadre en 1892 quien fue el primero en registrar la disputa de un “match” (así era conocido el fútbol en esa época) en el campo Santa Sofía que le pertenecía al club Lima Cricket, uno de los primeros clubes fundados en el Perú.

Por otro lado, según José Gálvez se le considera al economista y escritor,  Alejandro Garland, como el introductor del fútbol en el Perú. Ello, tras su regreso de Europa organizó algunos encuentros usando unos terrenos que quedaban cerca del Palacio de la Exposición. Sin embargo, cuando comenzó la Guerra del Pacífico el fútbol, juntos con otros deportes, dejaron de jugarse.

Posguerra del Pacífico

Gerardo Álvarez indica que se mostró un aumento progresivo del balompié recién después de la Guerra del Pacífico, pues  hubo un mayor número de clubes, partidos y organización de torneos. Es ahí donde se hace registro del primer “match” hecho por Jorge Basadre, en 1892. No obstante, fue dos años después donde por primera vez un diario peruano informa de un partido de fútbol. El Comercio fue el primer periódico que publicaba que en el Campo de Santa Sofía se iba a dar un “desafío de football” entre limeños y chalacos. 

Sin embargo, el primer  registro de un encuentro internacional, aunque no oficial, fue en 1895; en donde se enfrentó un equipo formado de peruanos contra otro lleno de marineros ingleses llamado “Leander”. En el partido, por desgracia, ganaron los Leanders por 5-0, donde hubo aproximadamente tres mil espectadores. 

Cabe recalcar que en esta época el fútbol solo era reservado para los ingleses respaldados por la corona y para los peruanos de élite. Es por eso, que no hay muchos registros de estos encuentros. De la misma forma, Álvarez indica que

“Las personas que los practicaban eran un número reducido, lo cual no permitía formar nuevos equipos, el nivel de competencia de los jugadores ingleses era superior al de los peruanos y el sentido del juego no tenía otro objetivo que la distracción y diversión”.

Por lo tanto, en esos tiempos no se le tomaba mucha atención al balompié porque no era común entre todos los peruanos. Es cierto que después se convirtió en un elemento importante de la cultura, pero hasta ese entonces ni siquiera se le conocía como fútbol, sino como “football”. Para terminar, les dejo una frase de José Gálvez que describe la situación del fútbol antes del siglo XX en el Perú. 

“Los mataperros [traviesos] muy especialmente los cometeros que frecuentaban las chacritas y miraban esos juegos extraños [fútbol], urdieron a costa de los gringos no pocas diabluras. Pero lentamente fueron ganados por la armoniosa belleza de los ejercicios”.

FUENTES: